Premios Gardel 2019: ¿cuándo se verán looks a tono con el evento?

Mili Felizzia da su opinión especializada en moda sobre la entrega de los Premios Gardel 2019

Se realizó la entrega de Premios Gardel en su edición número 21. Fue en la ciudad de Mendoza, en el Auditorio Ángel Bustelo, donde las figuras argentinas de la música posaron en una alfombra roja con muy poca producción. ¿Sorpresivo? Para nada: en nuestro país los músicos no se la juegan demasiado.

Hace pocos días se entregaron los Premios Grammy donde la alfombra roja se convierte en un show  aparte. Los artistas aparecen con trajes carísimos, súper llamativos y hasta producen sus ingresos con actores o extras contratados. Nada de eso se vio anoche en la entrega de los Gardel. Muy por el contrario, la moda urbana fue moneda corriente en la mini-pasarela armada en el ingreso del Auditorio Ángel Bustelo.

Una de las pocas que tuvo un guiño fue Lali Espósito, quien se presentó con una peluca de cadenas, strasses y perlas lo suficientemente atractiva como para ser título de portales. «Con mi vestuarista quisimos hacer algo distinto, no nos gusta quedarnos», decía la cantante que tiene mucho escenario internacional como para saber que ese pelo de metal es poco comparado con lo que se debería ver.

También mostró un respeto la cantante Milita Bora, quien dejó ver debajo de su vestido tipo Marilyn una bombacha sado, con cueros y hebillas. De la cintura hacia arriba, era Monroe y a medida que bajábamos la mirada se iba poniendo más sexual el outfit. Bien, bastante cercano a un look de entrega de premios de la música.

Tercer puesto para la joven Naomi Preizler, quien se la jugó desde el estilismo con un maquillaje alternativo y un aplique tipo fascinator en su cabeza. Bien, llamativa y acertada.

¿Los peores? Paulo Londra y su demostración de lucha con la moda, y la ganadora Marilina Bertoldi que le pone más onda al look en un show que en su gran noche. La “mujer de oro” se presentó sin maquillaje, una remera de algodón que usamos para ir de compras a la verdulería y un pantalón que cualquiera se pondría para ir a trabajar… ¡un poco más de producción por favor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.