Mar. May 24th, 2022

Kate Winslet: el día que DiCaprio la llevó al altar, el peso de Titanic y sus exigencias laborales

En el mes de abril estrenó en HBO «Mare of Easttown». Hasta el momento es considerada la mejor miserie del 2021. Pero hablemos de Kate…

La protagonista de Titanic vuelve a encarnar un éxito que intenta despegarla de la inolvidable película. Nacida en Inglaterra un 5 de octubre de 1975, en una familia de actores, Kate a los 45 años sigue brillando.

Al igual que Jennifer Aniston, desde pequeña soñó con ser actriz. En su niñez le costó mucho estudiar, ya que ella quería actuar directamente. Además sufrió bullying por parte de sus compañeros por su peso y a los 16 años abandonó la escuela de arte dramático por problemas económicos.

La mujer protagonizó una de las películas más importantes de la historia del cine. Si bien esto la llevó a la cima de su carrera, luego le costó (y le sigue costando) despegarse de la mega producción de James Cameron. Reconoce que está cansada de subirse a un barco y recibir bromas al respecto o escuchar la canción de Céline Dion, a tal punto que confiesa: «me dan ganas de vomitar cada vez que la oigo”.

A los 22 años, producto del film que protagonizó con DiCaprio, se enfrentó a una exposición que la asustó y la perturbó. Por esta razón decidió alejarse de los medios y la pantalla grande para reinventarse.

Tiene una hija con Jim Threapleton, uno con el cineasta Sam Mendes y el tercero con Ned Rocknroll, actual marido.

Con Leonardo DiCaprio tiene una excelente relación de amistad. Según trascendió, sus hijos lo llaman «tío Leo». Pero el dato más curioso fue cuando el reconocido actor la acompañó hasta el altar a Kate, ya que su padre no estaba presente porque no podía enterarse del casamiento con Ned.

Winslet tiene como exigencia para cada trabajo que el personaje la seduzca, que esté súper convencida de hacerlo. También que el rodaje no modifique su vida personal y familiar. De hecho la actriz se niega a hacer teatro porque esto le impediría acostar a sus hijos cada noche.

Tratando de conservar una «vida normal», Kate luego del gran fenómeno de la historia de amor en el barco más famoso del planeta, se negó a grandes propuestas cinematográficas para apostar a producciones independientes porque consideraba que debía «seguir aprendiendo» y no se veía preparada para ser una mega estrella de Hollywood.

En «Mare of Easttown», su actual trabajo en HBO, pidió que no se le hiciera ningún tipo de retoque digital sobre su cuerpo, evitando alguna modificación de su figura. «Sé cuántas arrugas tengo, por favor devuélvanlas todas» exigió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.