Juanita Viale rompe los esquemas de los clásicos almuerzos

Juana se puso al frente del ciclo de su abuela mientras La Chiqui cumple con la cuarentena en su piso de Avenida Libertador.

Con un estilo totalmente diferente al de la reconocida conductora, Juana lejos de imitarla se anima a romper las reglas imponiendo un estilo renovado y descontracturado.

Sus invitados lo destacan y el público la acompaña. Si bien Legrand tiene su fieles espectadores, sin lugar a dudas, el programa desde que está Viale a captado a nuevos televidentes, quizás más de su generación.

Mientras el canal intenta convencer a la conductora de los legendarios almuerzos, la joven actriz defiende el horario del sábado y el domingo con una actitud rupturista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *