Termina la temporada de Villa Carlos Paz: opiniones cruzadas, ganadores y perdedores

temporada

Un breve análisis de la temporada de verano en Córdoba ¿fue mala o buena?

Termina otra temporada de verano en Villa Carlos Paz y las preguntas que todo el mundo les hace a los periodistas y a los artistas es: ¿cómo estuvo este verano? ¿fue gente? ¿algunos productores salieron perdiendo?.

En los últimos años y debido a los cambios socio-económicos que se dieron en nuestro país, el teatro se vio perjudicado en cada estadística y las expectativas fueron cayendo a medida que los precios fueron subiendo. Pero también es cierto que productores y empresarios teatrales crecieron notablemente y pudieron hacer grandes espectáculos.

El caso de Flavio Mendoza es un claro ejemplo que la crisis no afecta la calidad de sus shows, si bien es todo un riesgo montar un espectáculo como Mahatma, hoy está a punto de batir el record del 2012, quedándose hasta semana Santa en la Villa Serrana.

Considerando además, que el reconocido coreógrafo marcó un antes y un después en el teatro nacional, presentando una propuesta sin precedente en los escenarios argentinos. También, según mi criterio, subió el nivel de los demás espectáculos y hoy un productor piensa dos veces antes de venir a desembarcar en Córdoba.

DABOPE es otra productora que rompió con las críticas e incertidumbres que se instalaron en los últimos años a priori al verano. Supieron traer las figuras correctas, contar historias adecuadas al público que descansa en Córdoba y armar durante el año televisivo, a personajes que luego fueron atractivos para el turista. Abracadabra, Sálvese Quien Pueda y la muy premiada Bien Argentino, fueron los espectáculos que brillaron esta temporada y que son productos de Chato, Hoppe y Corbo.

Los perjudicados

En un verano donde habitan más de 50 espectáculos, siempre hay un perdedor. Otros años, conociendo los malos números, algunos productores decidían quedarse hasta marzo, soportando un pésimo clima en sus obras. Pero el caso de Chicos Católicos fue uno de los más sinceros.

Al no funcionar la octava temporada de esta historia, la productora decidió levantar campamento fines de enero para reponerla en calle Corrientes con un renovado elenco.

Los pequeños ganadores

No aparecer en el top five de AADET, no significa que estás perdiendo en la temporada. Si bien Camilo y Nardo disfrutaron el puesto quinto en la primera semana donde se presentaron las planillas, luego desparecieron de la tabla. Sin embargo el dúo, siendo una producción independiente y local, escalaron perfectamente un lugar privilegiado y hoy ya proyectan el próximo verano.

La Revista de Carmen por su lado, no generó un gran impacto esta temporada pero logró sobrevivir y permitió que se reabra el espacio teatral de la torre Melos. Los Corruptelli tuvieron un verano muy bueno, y se posicionaron como quinto durante varias semanas. Fátima Florez no logró el éxito del verano anterior en cantidad de espectadores, pero si se mantuvo muy bien durante los dos meses y apuesta hasta semana Santa, al igual que Mendoza.

Los premios ¿perdieron peso?

Cada año las nominaciones de los Premios Carlos y los de la Voz del Interior generan grandes polémicas. Este año fue marcado por grandes ausencias en las distintas fiestas, salvo aquellas figuras que por primera vez venían a trabajar a las sierras y desconocían viejos malestares.

Se podría decir que fue una temporada difícil pero no tanto. Que hace muchos años escuchamos la frase “este verano va a ser complicado”, y creo que Villa Carlos Paz salió ileso en medio de una situación económica jodida (como muchas que tuvimos).

Comentarios

Related posts

Leave a Comment