El noticiero del espectáculo

espectáculo, moda, show

“Salsa Criolla”, 30 años después y más vigente que nunca

salsa_criolla

Aquí mi opinión sobre el espectáculo de Enrique Pinti en Buenos Aires

Anoche tuve el honor de ir a ver Salsa Criolla, este reconocido espectáculo de Enrique Pinti estrenado allá por la década del ’80, más precisamente en 1985 en pleno gobierno radical (hago esta aclaración por el tinte político que tiene la obra). 30 años después, vuelve a estar en cartelera con una vigencia intachable.

Sólo un buen director y guionista, el propio Pinti, puede escribir tantos monólogos y recordarlos con una memoria impecable. Pero lo más curioso, y triste para el argentino, es el ruido que sigue generando la historia tres décadas después del debut teatral de Salsa Criolla.

Pareciera que Enrique hizo un espectáculo que más allá de los años, puede adaptarse cómodamente a las distintas etapas que atraviesa nuestro país y cómo la política encaja perfectamente en los distintos cuadros que presenta, aquella obra que nació como revista.

En el centro del escenario un enorme libro, similar al que usan los niños para conocer nuestro pasado, sin los términos que se utilizan y que no es apto para todo público. Sin embargo allí uno conoce las miserias de nuestra nación con una anestesia muy bien marcada, que en este caso es el humor.

Cuadros de baile con vestuarios de distintas épocas, una escenografía atractiva y en constante movimiento (el libro ya mencionado) y un Pinti que en muy pocas oportunidades se baja del escenario.

opinionmiDesde el propio descubrimiento de América, pasando por la revolución de 1810, atravesando las distintas dictaduras militares (cada vez más crueles), las ida y vueltas de Perón, el regreso de la democracia y el collage presidencial luego de Menem, son algunas de las historias muy bien contadas en esta obra.

En lo personal, viví la hermosa experiencia de escuchar “la canción de los artistas” de la mano de su autor totalmente emocionado, logrando transmitir ese sentimiento a cada uno de los presentes en la sala. Ovacionado de pie, Enrique se despide del espectáculo junto a un gran elenco que lo acompaña con coreografías y actuaciones muy bien realizadas.

Sin lugar a dudas, Salsa Criolla marcó una huella importante en la historia teatral de la Argentina, y no lo digo por los casi dos millones de espectadores sino por la fuerza discursiva y emocional que tiene. Encabezado por una de las figuras más emblemáticas del humor nacional, uno de esos capocómicos que llegaron al mundo para ser recordados por siempre.

Un dato importante: en la sala estaba presente Flavio Mendoza acompañado por amigos y se lo pudo ver aplaudiendo de pie y emocionadísimo. A la salida destacó “que genio que es, hermoso espectáculo”.

Agradecemos a la agencia de prensa Tomaselli por la invitación!

¡Dejanos tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.