“La Importancia de Llamarse Wilde” volvió de la mano de Damián Iglesias

wilde

Aquí mi opinión sobre la obra de Damián Iglesias

Anoche fui al teatro Chacarerean en Palermo, y me di el gusto de entrar a apreciar una obra escrita por el gran Pepe Cibrian que presentó en el 2004 junto a su madre Ana María Campoy. “Fue un gusto tan grande que me di, de poder compartir junto a mi madre el escenario. Ella estaba feliz” reconoció hoy Pepito cuando nos comunicamos en vivo en Nadie es Perfecto (95.5 FM).

Además el reconocido actor destacó el excelente trabajo que hizo el director y protagonista Damián Iglesias: “una opinionmivez Damián se me acercó y me pidió de hacer esta obra. Él ya trabajó en varias oportunidades conmigo y para mí fue un placer que quisiera hacerla. Con otros recursos, un sótano bellísimo, logró algo hermoso, especial”. 

No se equivocó Cibrian al aceptar este pedido ni mucho menos cuando le dio el visto bueno a Iglesias, ya que no es fácil montar un espectáculo de este tipo. Sin embargo lo hizo y a la perfección. Con un nivel actoral muy elevado, Damián logra representar una historia fuerte, conmovedora y atrapante.

La Importancia de Llamarse Wilde envuelve al espectador y lo traslada a una época donde la homosexualidad se juzgaba y al gay lo encarcelaban por su condición sexual. Las críticas, los prejuicios, el dolor y la soledad tiñen esta historia en un drama muy bien contado.

Al comenzar la función, la voz de Ana María Campoy, donde se le rinde homenaje con una ovación del público.

Esta representación de Iglesias es ejemplo de un teatro independiente a un alto nivel, donde no tiene nada que enviarle a las grandes apuestas teatrales. El recurso humano traspasa y convence más que miles de dólares invertidos sobre un escenario…

recomendable

Recomendable!

¡Dejanos tu opinión!

Leave a Comment