Cacho Garay exclusivo

 

El humorista mendocino habló en exclusiva con Juan y contó cómo empezó su carrera

Entrevista exclusiva a Cacho Garay antes de su presentación en Córdoba capital:

¿Cómo te sentís en Córdoba?

Bárbaro, soy de Mendoza y en Córdoba me siento muy bien porque la gente me lo hace sentir así. Siento que aquí juego de local. Hay una relación afectiva entre el público y Cacho Garay. Es algo hermoso, no sólo la relación público-artista sino que es más de eso, es algo afectivo, familiar. Lo disfruto mucho.

 

Además sos un artista que recorre mucho las ciudades que visita…

Si, claro que sí. La gente lo ve mucho a eso. Abajo del escenario hago mi vida normal como ha sido siempre. Soy hoy el que va a comprar la mortadela, como asados por ahí, me paro en cualquier arroyo de Córdoba, en las sierras estoy siempre, como cualquier otro vecino. Con una vida común, no esquivo a la gente, al contrario.

 

 

¿Cuáles han sido los cambios en tu vida luego de estar en Tinelli?

Y ha habido cambios, en mi vida, en mis tiempos. Las cosas con mis amigos que siguen siendo buenas pero los encuentros ya no son tantos. Al igual con el resto de mi familia, pero bueno, Cacho Garay sigue siendo el mismo de siempre.

 

¿Qué te llevó a participar de ese concurso?

Hacía cosas antes del “Campeonato Nacional del Chiste”, de hecho todos los que fuimos a participar allí eran humoristas antes. Hacíamos esto en nuestros lugares de orígenes, peñas, fiestitas. Fue una oportunidad espectacular como nos tiene acostumbrado Marcelo Tinelli. Donde hay un talento, él hace algo para que eso se haga conocido. Un amigo me llevó ahí, yo no quería ir pero bueno, me convenció y fui. Gracias a él también soy conocido.

 

Innovando con un humor distinto, marcaste tu propio estilo…

Yo lo vivo así, me parece que hay tipos que te cuentan un chiste y antes de terminar te largan una carcajada como avisándole al público que se viene el remate y hay otros que se ríen como Carlos Sanchez, ese sí que es un loco divino, él disfruta mucho del humor. Yo no, si no me da risa no me río y no invento una sonrisa. Si alguien le causa risa bárbaro de lo contrario sigo con el show, es una conversación, vamos por lo otro.

 

¿Qué propone tu nuevo espectáculo “Humor sin Vueltas”?

Simplemente la propuesta es reírnos, ahí estamos, reírse sin vueltas. Le garantizamos la risa.

 

¡Dejanos tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.